Convoca AMLO a fuerzas armadas a enfrentar juntos inseguridad y violencia

0

 

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo ante personal y mandos de las fuerzas armadas mexicanas reunidas en el Campo Militar No. 1 , que los convocaba “para que juntos, de conformidad con la Constitución, que es la ley suprema, podamos enfrentar el grave problema de la inseguridad y de la violencia en nuestro país”.

En presencia de los secretarios en funciones de la Defensa Nacional y Marina, así como integrantes de su próximo gabinete, López Obrador planteó que el encuentro fue por iniciativa propia, al cual acudieron 102 generales y almirantes, 775 jefes y capitanes, 4 mil 89 oficiales y 25 mil 134 individuos de tropa y marinería, así como 2 mil familiares de dichos elementos.

Dijo que había pedido al general Cienfuegos que les convocara y que se hiciera lo mismo pidiéndole también su anuencia al almirante secretario de Marina, al almirante Soberón, evento del que fue enterado “el comandante supremo de las Fuerzas Armadas, presidente Peña Nieto.”

Explicó a los presentes que nunca en la historia del país se había presentado en un nivel tan grave la crisis en materia de seguridad, y que “múltiples factores la explican, como la política económica que se ha desarrollado “desde hace 36 años que hizo a un lado al pueblo de México. Una política que nosotros llamamos antipopular y entreguista”.

Aseguró que hasta la década de 1970, “la economía reportaba un crecimiento económico anual del 6% que se traducía en grandes obras de infraestructura, empleo, bienestar, paz y tranquilidad”, y que cuando inicia el periodo de la política neoliberal, el crecimiento no superó el 2% anual en 36 años; “si descontamos el aumento en la población, el resultado es prácticamente cero crecimiento económico”, apuntó.

López Obrador mencionó que como consecuencia de ello, “mucha gente se quedó sin alternativas, y que hechos como el abandono del campo la reforma energética, hicieron del país un importador de maíz y crudo, pese a que México era una nación productora. Agregó a esto la crisis de corrupción generada por los gobiernos que se pusieron del lado de una minoría rapaz, “desatando la corrupción como nunca”.

Subrayó que en esta nueva etapa se busca “un cambio, no un cambio de gobierno, un cambio de régimen, ir a fondo, que se acabe la corrupción, que se acabe la impunidad, porque ese es el principal problema del país. Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes”.

El presidente electo explicó que el 80% de la solución al problema de la inseguridad y la violencia en el país son las acciones que encabezará el nuevo gobierno en materia de desarrollo, crecimiento económico, empleo y bienestar, y que el resto depende de acciones como “no permitir la corrupción en las fuerzas policiales, en las corporaciones militares, en jueces, en ministerios públicos”.

A lo anterior se agrega el profesionalismo y la perseverancia que deben caracterizar a las corporaciones de seguridad y, sobre todo, a “que el presidente, como comandante de las Fuerzas Armadas, como comandante supremo, no delegue este asunto al secretario de Gobernación, al secretario de Seguridad Pública, al secretario de la Defensa, al secretario de Marina. Que asuma su responsabilidad”.

Explicó el por qué la idea de crear la Guardia nacional y habló del grave “el estado de indefensión en que están los mexicanos”, pues tan sólo en lo que respecta al número de elementos de los que dispone el gobierno federal para resolver el problema: “Tiene más policías el gobierno de la Ciudad de México; en sus 3 o 4 corporaciones tiene 80 mil policías, mucho más que los 20 mil de los que dispone el presidente de la república.”

Habló López Obrador de 34 razones por las que considera que la Guardia Nacional es la solución adecuada: “Primero, porque la situación es muy grave, de inseguridad y de violencia. Segundo, porque no hay cómo enfrentarlo si no se reforma la Constitución. Y tercero, estoy proponiendo esto porque le tengo confianza al Ejército y a la Marina. Porque -lo he dicho en las plazas y lo repito aquí- el soldado es pueblo uniformado.”

Añadió que México ha contado desde tiempos de la Revolución con un ejército y dijo que lo que planteaba ahora era un giro que no sólo sea la defensa de la nación, la seguridad nacional, la seguridad interior, también la seguridad pública, porque eso lo necesitamos los mexicanos “y vengo a pedirles su apoyo, no a imponer nada”.

Por lo que se refiere a la situación administrativa y laboral de los elementos de las Fuerzas Armadas, una vez que se apruebe la reforma legal, el presidente electo señaló que “van a mantener sus sueldos, a veces sí se malinterpretan las cosas. Algunos para meterles miedo en la campaña decían ‘Cuidado con ya sabes quién, porque se van a bajar los sueldos’.

No, lo digo con todo respeto, se van a bajar arriba, lo de abajo van a ganar más. Arriba los de abajo”, añadió.

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*