Por Redacción

 

Para ayudar a los damnificados del sismo del pasado 19 de septiembre que afectó a seis estados del país, 77 mujeres de penales del Estado de México se unieron para tejer a la perra rescatista “Frida” y vender la artesanía, con el fin de recaudar fondos para construir casas.

 

Desde hace dos años la Asociación Civil “La Cana” trabaja con un grupo de mujeres reclusas en el Centro Penitenciario de Barrientos, municipio de Tlalnepantla, con un taller de tejido y bordado. De acuerdo con María Mercedes, una de las fundadoras de La Cana A.C., después del sismo de 7.1 grados en escala de Richter, las reclusas por iniciativa propia decidieron hacer un prototipo de “Frida”, que crearon con una foto de la oficial canina. Explicó que lograron cuidar cada detalle de este trabajo hecho cien por ciento a mano, con estambre, ganchos, agujas.

 

Para las internas, el sismo no solo movió la tierra, también las ganas y la esperanza de trabajar con un objetivo en común, que la sociedad a la que dicen en algún momento le fallaron directa o indirectamente, pueda construir el hogar que perdieron a causa de este fenómeno natural.

 

Cada pieza tiene un trabajo constante de al menos seis horas continuas y existen dos tamaños, los precios son de 400 y 200 pesos; la producción estará a la venta en 19 puntos y sobre pedido en la página: www.lacana.mx. Con la venta de seis días se ha logrado comprar 4 mil 400 ecoblocks, lo suficiente para construir dos casas; proyecto que creó la fundación "Échale México", que pretende hacer 40 mil viviendas colapsadas en los estados afectados por el sismo.

 

Actualmente se han concluido 30 de estos productos y se estima que para cubrir la demanda actual tendrán trabajo por poco más de un mes. En este proyecto también colaboran internas de los Centros Penitenciarios de Nezahualcóyotl y Ecatepec.