Por Marco A. Barrera

Magiart noticias

 

El conflicto contra el sindicato minero fue injusto y arbitrario, el nunca debió darse por parte de grupos de poder económico y político en México, afirmó Napoleón Gómez Urrutia

El senador de la República por Morena consideró que fue un ataque cobarde contra la organización sindical que preside, pero que ahora han quedado atrás conflictos y actitudes perversas que trataron de deformar al movimiento sindical, la realidad, la democracia y la libertad del país.

En conferencia de prensa, se dijo satisfecho de estar de regreso en México y honrado de protestar como senador de México, desde cuya posición está optimista y confiado de participar en actividades políticas, administrativas, organizativas, jurídicas y legales para que se vuelva a respetar el Estado de Derecho en México.

Gómez Urrutia añadió que en esta nueva etapa política habrá de predominar la justicia, el respeto y la dignididad de todos los mineros, pero al mismo tiempo los de la clase trabajadora, que tanto lo demandan y necesitan.

Insistió que llega con el mejor espitiru de construir y ayudar a transformar la realidad económica, politica y social de méxico, con su experiencia, capacidad y conocimientos para que todos juntos puedan aportar una realidad de mayor bienestar y prosperidad para todos, no solo para unos cuantos.

Resaltó que la realidad ya cambió, el pueblo de México lo demandaba y así lo expersó mayoritariamente en las elecciones recientes. “No los vamos a defraudar y vamos a trabajar intensamente”, afirmó.

Aseguró que contribuirá a eliminar la insultante desigualdad que existe y la explotacion y marginación a la que han sido sometidos y lo siguen siendo, especialmnente los trabajadores, la sociedad, campesinos, maestros, jóvenes y mujeres.